Nengajos y shitsuji cafés ( o postales de año nuevo y cafés de mayordomos)

Sí, se me va la cabeza con los títulos de las entradas, pero ya os lo avisé …

Se está convirtiendo en una tradición doblar un origami como regalo de invierno para mis amigos y compañeros. Un adorno navideño en el 2015 , un clásico japonés para el 2016 y ¿que hacer en 2017? Dejarlo para 2018

Selection of Nengajō, Page 3

Sí, mi origami sería un nengajō (年賀状). Las postales que se envían  en Japón para felicitar el año nuevo.  Algunas no han cumplido con la escrupulosa puntualidad japonesa que marca que deben llegar el día 1 de enero y nunca más tarde. Pero en esa parte habrá que ser español y ceñirse a nuestro sistema de correos y a lo difícil que es quedar con todo el mundo en estas fechas

Ahora solo faltaba decidir que origami iría en la postal. En muchas ocasiones estas tarjetas representan motivos del animal del año a comenzar. El animal de este año es el perro, y no, no me apetecía doblar perros, muchos perros ( Este año huebieran sido un total de 36 perros) Uy no. Sabere lo qeu no quieres no es lo mismo que saber loq ue quieres , así que seguí pensando. La inspiración me vino ojeando revistas de la AEP. Estaba allí, un precioso mini mayordomo con un aspecto muy manga.

Soy legión….

A post shared by Merche Clover (@m__clover) on

Me recordó uno de los planes que frustó la nevada en mi visita a Tokyo. Visitar un shitsuji café ( un café de mayordomos). Aun no son tan numerosos como los maid cafe , o café de sirvientas, esos donde  las camareras te atienden  vestidas de doncellitas con un toque de lolita japonesa, pero se supone que son su equivalente para público femenino.

En los cafés de mayordomo se recrea la fantasía de convertirse en una rica heredera que llega a su mansión para ser recibida y mimada por su mayordomo. Uno super educado, que te preguntará como te ha ido el día mientras recoge tu abrigo y tu bolso.

Me hacia ilusión probar la experiencia, pero cuando llego la noche que tenía planeado  cenar en uno de estos cafés. Nevaba en Tokyo. Nevaba mucho en Tokyo ( 25 años que no caía una nevada así en noviembre) . ¿Que queréis? tenía tanto frío que lo cambie al mayordomo  por un ramen instantáneo y el sumo por la tele.

 

 

Y con esta idea del café de mayordomos, me puse manos a la obra. Doble mi propio ejerecito de minimayordomos, les prepare felpudos de bienvenida a todo. Dobla que te doble, sella que te sella y lo monté sobre un papel de acuarela, de forma que el mayordomo se quedara de pie sobre su felpudo para darte la bienvenida a casa , al año y a lo que se tercie.

dsc_28671738088059.jpg

Aunque muchas fueran para enviar en algún sobre bonito, otras se entregarían en mano así que las preparé para que cerrada pareciera una carta antigua sin necesidad de sobre. Bien ataditas con estraza azul  y con mi sello de  firma. ( ¿os he contado que de pequeña me fascinaban como ataban los paquetes de los pastelitos en la panadería? )

Postales de año nuevo listas para entregar hoy

A post shared by Merche Clover (@m__clover) on

Y por último como mi mayordomo era una viñeta muda he repetido el método que use el año pasado para las instrucciones de manejo del  Daruma . Este año, el código te lleva al texto de la felicitación, y está escondido por detrás de la tarjeta (si quieres leerlo puedes escanearlo o pinchar aquí sobre él )

codgio

M. Clover

 

NOTA: Es adictivo enviar estas cosas, por las reacciones de quien lo reciben, estos pequeños regalos hechos a mano por quien te los envía, te hacen sentir especial y mimado…Pruebalo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s