La conciliación laboral de las muñecas

Así andan las muñecas, como las humanas, conciliando (o intentándolo).

Quizás por eso le tenía tantas ganas a este patrón tradicional de la campesina cargando a su bebe a la espalda para ir a trabajar al campo, porque como imagen esteotípica, resulta muy actual.

Preparare un  modelo sencillo,  para que pudiéramos doblarlo en un curso de 3 horas. Y así descansar un poco de los modelos habituales de emperatrices , geishas y grandes damas. Esta vez doblaríamos mujeres fuertes que no visten sedas, para las que habría que hacer creíbles tejidos de algodón y ropa de trabajo.

Nos divertimos mucho en este curso, hicimos muñecas muy interesantes

 

DSC_1432

Papeles para el curso del sabado…. Ya esta todo listo

Una publicación compartida por Merche Clover (@m__clover) el

18121392_1543718008994324_437079280073643991_o

 

Al publicar el cartel de los cursos, surgió  un flechazo… y me pidieron una versión especial de esta muñeca y el proyecto me encantó. Me había quedado con ganas de hacer una más complicada.

17761171_10211354515112084_7341891923881240010_o

Me puse con el diseño de una  nueva campesina, para una mujer trabajadora, lista , estresada…. pero que se lleva al campo cada mañana a dos nenas, en lugar de a una.

 

Patrones washi ningyo

Una publicación compartida por Merche Clover (@m__clover) el

Quería darle especial importancia a unos preciosos papeles Masa japoneses que tiñen en La dominoteria  y para mantener la sensación de algodón los mezclé con papeles lokta de Nepal tanto lisos como estampados.  Todo en esta muñeca es papel. Los nudos para el atado que sujetan al niño, están construidos con técnicas de doblado en húmedo.

campesina

En estos modelos aparentemente simples, la postura y la proporción de las muñecas es el pilar básico que la hace funcionar. Si transmite la sensación deseada no tendrá ninguna importancia que la madre este simplificada hasta el punto de no tener brazos, pero  la niña se agarre al kimono de su mamá, escondiéndose tímidamente detrás. En las muñecas muchas veces menos es más, pero lleva bastante trabajo encontrar qué menos.

Para rematar, monté la muñeca sobre un Shikishi rojo oscuro. Me encanta utilizar estos soportes clásicos de la pintura y la caligrafía japonesa como fondo para mis muñecas.

Mis amigas asturianas de Faillow insisten en la necesidad de  un mejor reparto de tareas representado por un samurai cargando a su criatura. Yo, lo de llevarme a los niños a la guerra, no lo veo, pero si lo que quedemos es conciliación habrá que empezar a diseñar un comerciante / artesano/ agricultor / emperador con su churumbel a la espalda.

M. Clover

campesinopared.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s